Also available in English

Inf@Vis!

La revista digital de InfoVis.net

Habilitaciones
por Juan C. D√ľrsteler [mensaje nļ 72]

Se llaman Affordances (‚ÄúHabilitaciones‚ÄĚ) a las posibilidades que ofrece (o que parece ofrecer) un entorno o un objeto para actuar sobre √©l. El dise√Īo de interfaces hombre-m√°quina se beneficia de esta aproximaci√≥n a la percepci√≥n.

El concepto de Affordance, que en este contexto traduciremos tentativamente por "Habilitaci√≥n" ya que no he encontrado una traducci√≥n √ļnica que sea clara y com√ļnmente aceptada*, fue introducido por el gran te√≥rico de la percepci√≥n J.J Gibson para designar las posibilidades de acci√≥n que percibimos en un objeto o en un entorno. El ejemplo cl√°sico es el de la puerta. Simplemente mir√°ndola nos puede quedar claro (o no) hacia que lado abre.¬†

Una puerta sin asa, con un panel met√°lico plano en el extremo contrario a la bisagra nos permite detectar r√°pidamente que se abre empujando y no estirando ya que enseguida percibimos que no hay modo de asirla para tirar de ella hacia nosotros. (V√©anse las im√°genes adjuntas). N√≥tese que ni la puerta ni el panel son la habilitaci√≥n de la puerta. √Čsta es una propiedad de la misma, abrirse hacia fuera. El panel s√≥lo es el indicador de la misma.

Figura 1: Puerta con una placa met√°lica que induce a pensar que se abre empujando.
La habilitación que percibimos de la puerta es la de abrirse hacia afuera. 
Figura 2: En este caso la manilla de la puerta nos hace suponer que hay que girarla para abrir. No esta claro si hacia dentro o hacia fuera. Figura 3: En esta puerta se aprecia un tirador, lo que hace pensar que no requiere accionamiento para abrirse y que hay que tirar de ella hacia nosotros.

Gibson, al contrario que muchos te√≥ricos de su tiempo, consideraba que la forma en que percibimos las cosas est√° orientada a operar (actuar) sobre el entorno. La percepci√≥n, seg√ļn √©l estar√≠a dise√Īada para actuar. Esta teor√≠a, que incluye conceptos como la "ecolog√≠a √≥ptica" y la "percepci√≥n directa" (v√©ase por ejemplo la p√°gina de la Universidad de Barcelona sobre el tema), chocaba (y a√ļn lo hace) con los planteamientos m√°s cl√°sicos de la psicof√≠sica.¬†

Pero, disquisiciones te√≥ricas aparte, lo que nos interesa del concepto de habilitaciones o affordances es que da lugar a un principio claro para el dise√Īo de las interfaces entre los objetos y los seres humanos:¬†

  • Una buena interfaz debe disponer de las habilitaciones apropiadas para que las tareas que se pueden realizar con ella sean evidentes para el usuario.

Donald Norman en su famoso libro "The Design of Everyday Things" relata c√≥mo las marquesinas de vidrio reforzado para esperar los trenes que British Rail hab√≠a dispuesto en las estaciones eran hechas a√Īicos tan pronto como se renovaban. En cierto momento se decidi√≥ sustituir el vidrio reforzado por madera contrachapada. A pesar de que la resistencia era equivalente, los actos vand√°licos no volvieron a repetirse. En vez de romperlas, escrib√≠an sobre ellas o las grababan. El vidrio nos permite ver a su trav√©s y tambi√©n hacerlo a√Īicos. En esta sicolog√≠a de los materiales, las habilitaciones de la madera permiten grabarla o escribir sobre ella m√°s bien que hacerla a√Īicos, viene a concluir Norman.

Pensar en t√©rminos de habilitaciones nos permite centrarnos en las acciones que el usuario percibir√° como posibles. En un tema como la visualizaci√≥n de informaci√≥n y la interfaz humano-m√°quina en el que el objetivo final suele ser la toma de una decisi√≥n (mis acciones bajan, luego vendo; quiero pasar a la p√°gina siguiente, utilizo la barra de desplazamiento) considerar como elemento de dise√Īo las habilitaciones del objeto, sea real o virtual, es muy atractivo.

El otro concepto b√°sico para dise√Īar un objeto es el de modelo conceptual. Seg√ļn Norman cuando usamos un aparato construimos un modelo mental de la interacci√≥n que realizamos con √©l. Si el modelo conceptual que ha realizado el dise√Īador termina no coincidiendo con el que forman los usuarios es que algo ha fallado en el dise√Īo.¬†

Mi modelo mental del aparato de v√≠deo es muy elemental, s√≥lo contiene las interacciones necesarias para ver un video y rebobinarlo. El modelo conceptual del dise√Īador, en cambio, parece haber sido mucho m√°s complejo e incluye funciones m√ļltiples (y cr√≠pticas) para una misma tecla si la aprietas a la vez que otras...Parecer√≠a que todos los propietarios de videos dom√©sticos debieran ser expertos editores de video...

En visualización de información el modelo conceptual por excelencia es la metáfora visual. La visualización de unos datos mediante un sistema que relaciona las propiedades de los datos con otras que nos son más familiares (como las de los organismos vivos, por ejemplo) nos simplifica enormemente la tarea de predecir comportamientos, porque los podemos inferir del modelo a que hace referencia la metáfora.

El inter√©s de un modelo conceptual es que otorga consistencia y coherencia al dise√Īo. No hay nada tan frustrante como enfrentarse a un bot√≥n cuyo cometido es diferente seg√ļn en que contexto se use.¬†

¬ŅNo se han sentido inquietos e incluso confusos al tener que pagar por primera vez metiendo la tarjeta de cr√©dito por la misma rendija por la que la m√°quina hab√≠a engullido el ticket del parking.?


* Otras traducciones de la palabra que se pueden encontrar en la literatura son Valencias, Provisiones, Ofrecimientos y Oportunidades Ambientales.  Si alguien sabe de una mejor su comentario será bienvenido.

Véase también la Bibliografía de J.J. Gibson.

Enlaces de este artŪculo:

http://www.ub.es/dppss/psicamb/2234.htm  
http://www.infovis.net/printRec.php?rec=llibre&lang=1#DOET  
http://www.kyb.tuebingen.mpg.de/bu/people/astros/gibson.htm  
© Copyright InfoVis.net 2000-2018