Also available in English

Inf@Vis!

La revista digital de InfoVis.net

Juego de niños
por Juan C. Dürsteler [mensaje nº 42]

Hasta el momento los ordenadores han hecho lo que les decíamos que hicieran, no lo que queríamos que hicieran. Esto ha de cambiar, pero no es fácil.

Antaño decíamos de una cosa fácil de hacer o de usar que era como un "juego de niños". Tal como está las cosas hoy en día, cualquier niño es capaz de programar un aparato de vídeo o encontrar las funciones de un teléfono móvil mejor que un adulto. Quizá habría que crear una etiqueta con el título "adaptado para adultos" para significar que es tan fácil de usar que hasta un adulto puede hacerlo.

Inicialmente la idiosincrasia de un programa en particular había que aprenderla leyéndose el manual y probando comandos. El advenimiento de la metáfora del escritorio con McIntosh de Apple y luego Windows de Microsoft facilitó relativamente la cosa, ya no había que aprender comandos, podíamos explorar hasta cierto punto la idiosincrasia del software simplemente interaccionando con él y viendo sus menús. La interfase gráfica permitió visualizar más fácilmente la información sobre el presunto comportamiento del programa. El manual sigue siendo imprescindible, pero la aproximación es más directa.

Sin embargo se espera siempre que el usuario se adapte a la filosofía (y las restricciones) creadas por el diseñador de la interfase, no al contrario. Ello ha dificultado enormemente la penetración de la informática en sectores importantes de la sociedad. La solución, se argumenta, viene de la mano de las nuevas generaciones habituadas desde la niñez a la nueva interfase.

No todo el mundo piensa así. Lo ideal es que el software se adecue a nuestra idiosincrasia particular y no al revés. Para ello el software habrá de saber muchas cosas sobre nosotros, nuestras preferencias, el uso que le damos a una aplicación e incluso nuestro estado de ánimo.

Al conjunto de técnicas tendentes a resolver este problema se le denomina Computación afectiva (Affective Computing). Algunos de los centros de investigación más importantes, como el MIT Media Lab (vease la página especifica sobre Affective Computing) o el centro de investigación de IBM en Almaden con su iniciativa BlueEyes están trabajando activamente en este campo desde hace ya varios años.

Algunos de los trabajos preliminares indican que al menos algunos estados de ánimo se pueden reconocer de forma inequívoca analizando la expresión facial recogida mediante una cámara de vídeo (básicamente la posición de las cejas y la comisura de la boca). Otros estudios permiten relacionar el ritmo cardiaco, la temperatura corporal, la conductividad eléctrica de la piel y otros atributos fisiológicos con los estados de ánimo, lo que ha llevado a la creación del "Emotion Mouse".

La detección de las pupilas de los ojos permiten saber dentro de una habitación y con un rango de 5 metros donde esta y que mirando una persona. Una de las aplicaciones es que los electrodomésticos de una cocina "sepan" cuando se centra la atención sobre ellos e interpelen al usuario sobre la acción que deben realizar.

Otros desarrollos persiguen aprender las necesidades de un usuario simplemente siguiendo su interacción con el ordenador para conocer su forma habitual de actuar con un programa determinado. Por ejemplo, recordando el tipo de páginas web que el usuario consulta según la hora del día y su estado emocional el sistema podría buscar en webs apropiadas y presentarlo al usuario.

IBM estima que dentro de cuatro años el 30% de los electrodomésticos nuevos en Europa interactuará mediante reconocimiento de voz y/o sensores corporales.

En cualquier caso, el diseño de la interfase de usuario seguirá siendo una mezcla de ciencia y arte, en el que el talento y la experiencia del diseñador van a seguir marcando la diferencia entre que la información se transmita claramente y de forma útil o no. 

Al menos los ordenadores sabrán que a veces los odiamos.


Dos libros de interés, relacionados con el tema son:

Enlaces de este artículo:

http://www.media.mit.edu/affect  
http://www.almaden.ibm.com/cs/blueeyes  
http://www.almaden.ibm.com/cs/blueeyes/HCII99_emouse.doc  
http://www.time.com/time/europe/magazine/2000/228/gadgets.html  
http://www.amazon.com/exec/obidos/ASIN/0262661152/infovisnet  
http://www.amazon.com/exec/obidos/ASIN/1558604448/infovisnet  
© Copyright InfoVis.net 2000-2018